3. Vida Familiar

Trabajo duro en la familia

Yo tuve 10 hermanos y hermanas. Un día típico era que dos de nosotros nos levantaramos, hicieramos un fuego en la vieja estufa de leña, bombearamos algo de agua y cocinaramos el desayuno. Mamá siempre estaba teniendo un nuevo bebé, entonces nosotros debíamos ayudar con los más grandes. Fueron tiempos difíciles. No teníamos televisión, ni radios, ni nevera. Pero al yo crecer un poco y ganar algo de dinero pescando cangrejos, me compré un órgano. Costó $60 dolares y todos aprendimos a tocarlo o 3 o 4 de nosotros lo hicimos. Yo debía quedarme en casa un día a la semana y no ir a la escuela para ayudar a lavar y eso era un trabajo duro también. Fregábamos sobre una tabla y usábamos un viejo jabón casero hecho de grasa y lejía. Ese jabón te podía comer cada nudillo. Luego de restregar la ropa, se ponía afuera dentro de una vieja olla de hierro. Se hervía en la olla, se mantenía aplastándola e hirviendo por algún tiempo más. Luego se sacaba, se enjuagaba y se extendía sobre la cuerda. Esa era la forma como nosotros lavábamos y había mucha suciedad porque sólo nos bañabamos casa Sábado. Cada uno debía bañarse el Sábado y entrar en una gran tina de agua.

Evelyn Gray 

Mi familia era un pueblo

Mi familia era un pueblo en sí mismo. De verdad lo era. No necesitabamos nada ni a nadie porque sabiamos hablar y lo hacíamos. Algunas personas simplemente estaban de mal humor. Me gusta leer y nadie que lee está solo. Así que yo era diferente.

Ester Beacham

Pollo con ruedas para navidad

Pensamos que la Navidad era maravillosa y colgabamos nuestras medias de Navidad. Tendríamos una manzana, una naranja y algunos dulces. Una vez recibí un pollito sobre ruedas. Pense que yo era rico. Fuímos al bosque y encontramos muérdago y acebo para decorar la casa. Teníamos un ganso o algo para la cena pero nunca tuvimos un pavo. Siempre hubo suficientes aves como gansos y patos y cosas como esas para comer.

Evelyn Gray